me buscan (I)

stats_wep

los stats que tengo en este blog indican que a veces la gente entra buscando cosas como las siguientes (he intentado separarlas temáticamente). a mí me han servido para reirme un buen rato:

BÚSQUEDAS SURREALISTAS

– Porque Dios V tenía visión histórica… de este aeropuerto y hay que quedar bien hasta para la posteridad.
– solo mueres ansiosa por cojer en santa cruz bolivia
– es una putada esto de ser más densos que el agua
– desconexion moral
– farandula femeninas sin braga

BÚSQUEDAS CULTURALES

– lydia lunch – libro Paradoxia – descarga
– poema de violencia
– que es B. I. O .S.
– la expatriacion en el siglo xxi

BÚSQUEDAS DIVULGATIVAS

– usar una cruz de san andres de bondage
– violencia a la intimidad de las personas
– consejos fisting vaginal
– blog cuarto oscuro strong

BÚSQUEDA DE IMÁGENES ESPECÍFICAS

– mujeres con el chocho llenos de flujos femeninos y cojiendo
– fotos de caras llenas de semen
– chicas hot en la intimidad de su pieza
– niñas masturbandoce con severo consolador en casa

BÚSQUEDAS VIDEOGRÁFICAS

– videos de jovenes metiendose dilatadores por el culo
– videos de mujeres metiendose una botella de cerveza en el chocho
– videos de Partiendo el chocho de una niña triste
– videos robados de chilenas culiando
– videos de espinillas con pus
– videos de gordas metiendose cosas

a veces buscan nan goldin, diamela eltit, o lidya lunch, o conceptos como expatriación, bondage, bio. últimamente comienzan a aparecer en los stats términos como «lucy sombra»; «lucy sombra en berlín»; «fotos de lucy sombra», lo cual me hace pensar que ya es hora de publicar esta primera lista.
mis favoritos son «desconexión moral» (buen título para un libro de poesía); «videos robados de chilenas culiando» (por su localismo y desespero); «Porque Dios V tenía visión histórica… de este aeropuerto y hay que quedar bien hasta para la posteridad.» (por su carácter onírico).
este blog que ostenta divulgar mi intimidad, me parece que termina siendo una herramienta que me revela la intimidad de lxs otrxs que anónimamente llegan a mí, sin querer, como otra más de las derivas oblicuas a las que nos obliga el google.