episodios de la vida cotidiana

episodios

– aprovecho, después de 3 semanas sin hacerlo, de depilarme la pierna izquierda. siempre hay una tendencia al feminismo en la izquierda (que en mi caso a veces parece una tendencia al futbolismo). cuando depilé la derecha me caí sobre una valla haciéndome varios morados y heridas. ahora que están disminuidos, me he depilado la segunda. ya estoy lista para otro accidente.

– j. dice que lxs lectorxs de un blog son muy complacientes. que ante la ansiedad de ser leída, el nivel de la escritura baja. yo le digo que en mi caso no sé si lo leen robots o personas, ya que nadie escribe nada. lo único que tengo es este pasatiempo atroz de revisar stats intentando succionar más información de la que me entregan los diversos programas que testeo y utilizo. los stats son un vicio. me hacen creer que puedo entrar en la intimidad de alguien por la puerta trasera, por un contador, estadísticas, motores de búsqueda.

– me sabe mal echarme de menos a mí misma.

– tengo tantos mecheros como dedos en las manos. he pensado meterlos todos en un bote de vidrio. a veces quiero pensar que los mecheros son un procomún, que nunca nos harán falta cuando les necesitemos ¿alguna vez no has podido fumar por falta de fuego? ¿has tenido que usar una lupa?

– no sé por qué tengo la sensación de que si hay consolas de video y de audio, las mujeres tienden más a las de video. y no sé por qué las sudacas insisten en ser más románticas que el resto. y no sé por qué soy yo en el medio de estos estúpidos determinismos.

– valentina ha publicado en el facebook una cita de carlos caszely que me identifica. dice: «no tengo por qué estar de acuerdo con lo que pienso». es un poco cutre tener la filosofía de un futbolista como modelo, pero me redime la intensa fijación de nik por todo lo futbolístico. en cualquier caso yo modificaría la frase: «no tengo por qué estar de acuerdo con lo que siento», esa sí es la mía.

– vi a una mujer cerca del mercado de sant antoni pidiendo dinero. tenía un cartel sobre las piernas que decía, con mala caligrafía, que necesitaba para comer. curioso. si algo sobra en esta europa del bienestar es comida. faltan alquileres a precio razonable, permisos de trabajo, justicia social, pero la comida llena los contenedores de basura, igual que los muebles, la ropa, y todo lo importado. vi a la mujer como una performer de la pobreza entendida por abuelos, cuando el hambre existía. cómo una imagen convencional de la pobreza, la imagen de una película, la imagen encontrada en barcelona, planeta turisme, la construye. si el cartel hubiese dicho necesito dinero para pagar el alquiler de un piso compartido nadie le daría nada…

– las plantas de mi balcón se secan. mueren cada vez que me marcho y a este ritmo se me revela cada semana que no soy capaz de cultivar. mi corazón agrícola está intentando pensar soluciones. como no entiendo de arduino no puedo contar con un sistema de riego automatizado. es lo único bueno de la lluvia. quizás deba dedicarme a la hidroponia.

– después de 5 minutos con el cepillo de dientes en la boca me di cuenta que no era el mío. hace años escribí algo sobre alguien que tenía en su casa cientos de cepillos de dientes para no sentirse solx. no es mi caso, aquí todos tienen dueña. me gusta cuando me dices que no quieres cambiar tu viejo cepillo porque te gusta morderle el mango mientras cagas. lo encuentro tan romántico y oral que te he comprado uno con el mango del mismo tipo, blando, de goma, suave.

6 thoughts on “episodios de la vida cotidiana

  1. «yo le digo que en mi caso no sé si lo leen robots o personas, ya que nadie escribe nada» después de leer esto… transgredo la norma del silecio y rompo con el tabú.
    Paso por aquí frecuentemente nunca dejo huella hasta ahora. «Violencia de la Intimidad» de tu espacio privado y público. No recuerdo como llegue aquí?! arte? video? streaming? postporno? Cuántas cosas se de ti y tú no sabes nada de mí. Quizás una IP, una localización geográfica impresisa, un nombre falso, un mail inexistente (también he estado rastreando puertas traseras)
    Psicópata? prefiero pensar en un acto impúdico, poético, enfermizo, violento… un ejercicio voyer.
    Gracias por dejarme entrar en silencio.

    (http://www.scribd.com/doc/431697/RIEGO-POR-GOTEO-UTILIZANDO-BOTELLAS-PLASTICAS-DE-DESECHO-071027)

  2. es que las derivas por internet a veces despistan un huevo… gracias por los consejos de riego, intentaré ser una madre, aunque sea mala… besos, l.

  3. el nuevo cepillo me gusta porque me puedo rascar la lengua con él y la boca se me llena super rápido de saliva. mmm, rascarme los laterales de la lengua con algo como el cepillo amarillo, creo que es uno de los mayores placeres de la vida. No obstante me resisto a tirar el anterior, aunque quizás sencillamente lo abandone en el bote de los cepillos, como una vieja gloria en su pedestal, momificada.

  4. escribir aquí es hacer trampa, o no?
    yo me desangro y me alimento de esta sangre, y con todas estas lágrimas quizás podré hacer vivir las plantas, sino las seco antes con el ácido de una corrida masturbatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *