coca-cola

cocacola
hace dos días me tomé una coca-cola. si fuera católica aquí diría «he pecado».
hace más de 5 años que me lo prohibía, así como la ingesta de cualquier producto de la misma compañía. a veces las transgresiones se dirigen a lugares poco obvios. es mi caso.
necesidad de sentir la vergüenza de entrar a un bar y decir «una coca-cola». pronunciar cada una de sus sucias letras, pagar por ella, ponerla en un vaso con tres hielo y un pedazo de limón, eructar su residuo dulce, beber para sentir en la lengua el fantasma de su gas seco. qué asco.
así, sin más. eludiendo la cerveza, eludiendo el sano vaso de agua, la comida imposible en ese estado, aumentando la gasolina del capitalismo en mi sangre, contaminándome con su putrefacción.
pero a veces tengo que transgredir también esta (mi) rigidez extrema de lo prohibido.
(no se volverá a repetir, sólo fueron 4 dosis…)

under construction

dildo-de-verano

te amo porque eres una loca, porque eres transgresión y todo te queda pequeño. te amo porque me traes al lado B. amo la confianza que tienes en algunas cosas, tu irrupción apasionada en mi vida. amo la curva de tus caderas porque siento que es un océano, o al menos una ballena. amo tus besos blandos, el descaro de tu mirada. amo tu fuerza, la notoriedad de tus pasos.
te amo porque tienes una ortografía tan buena como la mía, y tu biblia no es la biblia sino un puto diccionario etimológico, y porque escribes con el estómago, tus puños duelen y en tus textos no se distingue la poesía de la política porque se la pasan follando en todos los baños públicos de madrid, de españa, del mundo.
te amo porque descrees de todo excepto de nuestro amor, y así es como probablemente me has devuelto la confianza en las letras.
te amo porque eres trans. la mujercita de mi vida, el hombre más maricón que he conocido. contigo soy un switch artesanal, me descreo, me deshago, me trago a mí misma, hormona, sangre, riesgo. de pronto soy lo que me reconozco en ti y lo que siempre he sido, nada sino estar, como estoy.
te amo porque estoy todo el día escribiéndote cartas mentalmente, porque mi realidad está mediatizada por tu presencia, aumentada por tus carnes, eres mi lectora favorita y mi lectura más sádica.
te amo porque eres inmensa y monstruosa, porque a pesar de ser un desastre eres implacable con nuestros errores, con tu deseo, con mis miserias de esposa. amo tu sexo, tu caverna rugosa, la fuente de placer inagotable que eres, tus tentáculos de diosa, tu fuente húmeda, tu pasión por enseñarme lo que tengo, por jugar conmigo en lo infinito, por reconocerme donde nunca me he buscado, por amar mis pelos, mis manos, mi enormidad, mi coño, mis garras, mi violencia y mi odio.
te amo porque no puedo ser falsa, no me permito fingirte, no ocurre, soy lágrimas, mocos, sangre y grasa, soy una humana entumida y aún así vengo por tu amor a sobrellevarme.
te amo porque eres imperfecta, porque estás tachada, porque eres un bicho inclasificable, porque por momentos tienes la misma fuerza que yo, y cuando estoy deshecha cuidas de mis pedazos y cuando estás rota intento reanimarte.
te amo, mujer de mi vida, que seas la única no significa nada. amo tu polla eternamente erecta, dieguito mío, mariconazo. amo tu fascinación por mi suavidad, tu compañía en mis sueños, tu resistencia ante toda mi horripilancia. amo el poder de tu voluntad, verte trabajar. amo tus arreglos chapuceros, tu ignorancia con todo lo que es burocrático, tu obcecada insistencia en cómo es algo que no sabes cómo es, aunque yo dude de todo, mástil pleno de mi inestabilidad.
amo tus mensajes, las notas que has dejado incrustadas en mi cuerpo. los vacíos de tu presencia me hacen amar los papeles llenos de mocos que dejas bajo mi almohada, los paquetes vacíos de lubricante, las colillas de cigarro, su olor. amo tu dicción tan ibérica, pierdo la cabeza cuando pronuncias palabras como excelente, exquisitez, escenario, piscina.
(a veces quisiera matarte. cuando me siento muerta por todo esto)
amo ser los puntos suspensivos en tu escritura, las manos en tu imaginario, una foto en tu velador, tu desgracia cuando no te creo, el futuro en tu imaginación, lucía para tus padres, el origen de tu conversión al aburrimiento para tus amigas, la campeona de los coños peludos para el mundo, una sudaca más en tu historial, la que te abre el culo en la cama, tu proxeneta en loquo, la perra de tu novia en el blog, tu musa en quién sabe dónde, la fuente de tus celos negados, tu profesora en ciertos asuntos, tu discípula en tantos otros, tu compañera ante san juan,  tu terapeuta en los ataques de pánico, tu proveedora de comida without carne, tu permanente abandono porque yo sólo quiero volver a tus brazos y lubricarte con dos lágrimas de emoción.
te amo locamente y 365 días no me bastan para saciarme. sigo hambrienta de tí, ansiosa y avorazada, bestial sería poco, así como cualquier combinación de letras no logra describirte ni con el mayor esfuerzo.

desnudx

bicinú.2010-010
estamos todas desnudas hasta la médula de los huesos,
no se nota, aunque hagamos lo posible por
daros cuenta que es así
como una escritura rota e incomprensible. como un papel doblado y escrito cien veces por cada lado.
desnudas ante el sistema que nos viste de primera comunión. desnudas ante la ley y su ropa de prohibición.
qué incendiario, qué por dios, sácate todo, déjame en paz.

una vez cuando pequeña me preguntaron la hora y yo respondí: desnuda. carcajada pública y colectiva, o afán descontrolado por reír de lo incoherente. mi acto fallido (pensar en una playboy mientras miraba el reloj) además de ponerme roja, me delató.

principios, programas y estatutos. yo estoy en pelotas porque quiero, porque se me antoja, porque se me cuela el airecito por todos mis agujeros y se siente así rico, como una penetración de aire o algodón sutil tocándote la espalda. mis hoyitos también agradecen el aire cuando están así de abiertos ante la desnudez.

engranaje, espacio abierto, atentado circunspecto yo
burka genérico
onomatopeya muda
este blog, aunque se vista a ratos
también está jodidamente desnudo.

*por cierto, la foto la hizo el buen joan marca, que nos pilló en la calle en un momento de improvisada desnudez literal.

los tentáculos de la mistral

Gracias iglesia catolica por tus lecciones sobre tolerancia y por siempre estar a la vanguardia en las ideas.
Seguro estas acciones reprochables no tienen nada que ver sobre la posicion intransigente respecto a la hetero como unica opcion sexual.

los billetes también son un espacio público. como tantos otros, no es necesariamente nuestro. podemos sin embargo usarlo como escenario de lo que se nos ocurra, hacerlo nuestro. yo tengo poder y me tomo el derecho para alterar cualquier cosa que pase por mis manos o mi cuerpo o mi cabeza. los billetes para mí son un espacio de intervención, un flujo de poder que podemos subvertir cuanto nos sea posible.
pensar que lo que hay impreso en un billete pueda llegar a ser equivalente a una persona (gabriela mistral en este caso), me parece una distorsión propia del absurdo que es la normatividad. es un recurso retórico, no es.
por lo tanto cuando escribimos algo en un billete, no estamos tratando ni con arturo prat, ni con ignacio carrera pinto, sino con el lugar que oficialmente se le asigna a su representación, como iconografía del aparato de estado.
esto es como lo del aborto: que se despenalice significa que cada una pueda decidir si se lo hace. este proyecto no impone a nadie ocupar el espacio especulativo del billete.
la discusión que genera esta acción es también múltiple como sus materializaciones posibles: como si es necesario anunciar la homosexualidad; de si es o no respetuoso con gabriela, si se superpone a su obra; si los gays son tontos; de si la «condición» sexual es asunto privado…
evidentemente esta es una acción que tiene la potencia de trabajar sobre un soporte que pasa por nuestras manos, y siempre habrán personas que intenten reprimirnos, decirnos lo que podemos o no hacer con ellas.

la semana de santa butler

circuito01

la última semana estuvimos en madrid en la casa de maría. y aunque para mí madrid es poco más que lavapiés, me crucé por casualidad con la m-30 (que bien podría haber sido una alucinación provocada por el sol. o que haya aparecido sólo porque yo la amaba antes de conocerla). volvíamos de la nave de basurama y obsoletos, quienes me han honrado con la categoría «obsoleta de honor»!!!!. 2 colaboraciones con la pornoterrorista y 2 con laptopsrus. todo lo anterior por resumir en clave hipertextual sólo algunas de las cosas que pasaron ante mis ojos y/o mi corazón esta semana.

y ahora, otra vez en mi cuarto propio que es el internet. intento descifrar los gestos lingüísticos de los panelistas del 2º circuito de disidencia sexual (por un feminismo sin mujeres) que sucedió y sucede hasta ahora en santiago de chile esta misma semana. está mal grabado. por lo visto en la primera mesa nelly richard puso su cartera sobre el grabador, en la segunda no sé qué pasó, pero se escucha inaudible, y así continúan una serie de paradojas.
paradojas de la globalización: mientras en santiago de chile, capital mundial del aislamiento geográfico-cultural, la cuds propone trabajar sobre este tema post-identitario y meta-contemporáneo del feminismo sin mujeres; en madrid estoy en un encuentro internacional de mujeres vj´s que se organiza bajo la figura del ring, donde de dos en dos las vj´s «combaten» con imágenes entre sí hasta que el público, mediante un aplausómetro corriente, selecciona a la ganadora. mujeres entendidas como tal y sin punto de discusión.
paradojas de la sociedad: mientras una lectura fácil interpreta laptopsrus como un proyecto feminista, el circuito de la cuds es leído obtusamente como un gesto de provocación misógina.
paradoja identitaria: mientras preferiría estar en un auditorio precario rodeada de jovencitxs picadxs a intelectuales discutiendo sobre feminismo y categorías, me encuentro en un centro de arte discutiendo con un técnico argentino sobre conexiones vga, insistiendo en la relación pedestremente cotidiana (que todas quisiéramos superar) de las mujeres y la tecnología/los técnicos.

durante la semana parezco una rata. aprovecho cualquier oportunidad para sacar mi garra diminuta y roer un poco lo que me roe la desconfianza. nada de esto es lo suficientemente posible. en bares, patios traseros, pasillos o citas culinarias voy proponiendo mi propia duda, la instalo como una antena remota, la entierro con todas las fuerzas que tiene este diminuto insecto que soy en medio de un diálogo que provoco intencionalmente. leo con malicia, leo mal. me siento, como siempre, apátrida pero adaptable. voy apuntando en un cuaderno inmaterial los rasgos de la disrupción. tomo nota.

aquí sigo intentando descifrar el audio del circuito. amplifico ficticiamente el volumen al 400% como para traspasar la cartera de la richard, como para sentirme más cerca de ese mundo, mi mundo retorcido y desagraviado. escucho el audio fuera de contexto, mientras desarmo mi equipaje. encuentro en uno de mis bolsillos una nota sin fechar que dice:

Incluso en las mejores familias surge el miembro abyecto.
Ni siquiera nosotras, las raras, las amorfas, las que no tenemos paz ni hogar (fuera de unos hipervínculos sabrosos) ni nada.
Ni siquiera el ápice de lo más hermoso y permanente, ni siquiera nosotras, quitando el ruido de lo que nos conmociona, llegamos al acuerdo de lo constituyente.
Entonces somos eso porque somos así.

debo haberla escrito en algún bar, en medio de alguna discusión acalorada, regada con cerveza y vitaminas. ahora la leo escuchando repetidas veces  la referencia a «santa butler». la santidad es cosa de religión. incluso entre nosotrxs, lxs que constituimos una de las mejores familias de esta religión, donde como quien no quiere la cosa, también aparecen los sumos pontífices, los dadores de verdad, los fundamentalismos. yo, lamentablemente, no puedo tolerar el fundamentalismo queer. y no lo digo obviamente ni por el circuito (donde he podido sentir como una voz en la habitación contigua cerebros y cuerpos en cruces peligrosos) ni por las luces pacientes que me dieron mis interlocutoras del fin de semana. sólo lo lamento porque es una traza heteronormativa (me gusta esta palabra porque aunque parezca trabalenguas sale fácilmente lubricada por cualquier saliva), un esqueje más de esta plantación mutada, que cuando se me aparece, estropea el resto de la película.

y sobre los encuentros de mujeres a secas, qué decir. que en general tienen más recursos que los de las mujeres con varias comillas (como dijo la richard), más dinero y menos corazón. y mientras no escuche más audios, no diré más.

circuito02en la foto la primera mesa minutos antes del incidente de la cartera.

turismo

metro01

a veces todos los lugares me parecen iguales. el turismo es como un capa del photoshop que lo homogeneiza todo, y recubre de un sabor a pseudo-cosmopolita low-cost las imágenes de una ciudad.
a veces cuando veo todo esto me invade el espíritu punk, y mientras están a punto de disparar la foto sobre la bicicleta de alquiler en la plaza del sol les chillo porque me gustaría disparar a mí (con una AK47 robada), y chillo cáete, muérete, explota sobre esta limpia superficie de asfalto para darle un poco de sabor a tu vida.