cambio de planes

enfermedad, lucía egaña rojas, la floresta 2010

iba a escribir sobre los achaques que vienen cuando se deja de ser joven, de los dolores de espalda. iba a escribir en segunda persona singular y desplazar a tu cuerpo todos esos dolores que vienen justo mientras sigues viviendo como si fueras estudiante, cuando ya perdiste la práctica de hacer fichas bibliográficas y guardas las antiguas en el mismo cajón que las cartas de amor. iba a decirte que revisaras bajo tu cama, que sacaras las cajas que se te entierran en las lumbares mientras roncas y babeas, que atendieras el bruxismo porque deviene tortícolis de manera paulatina e invisible. iba a decirte que es importante el asiento de la bicicleta, la silla del ordenador, la posición de las piernas y de la cabeza al momento de sentarse, usar algo blando, pero no demasiado. iba a decirte que las personas mayores se desperezan cada mañana sólo porque es un reflejo para expulsar el dolor, que con los años viene inevitablemente, así como la resaca, las caries, las jaquecas. iba a decirte que los estiramientos matutinos son sólo una estrategia común para sacarse de encima la hostilidad de esas sensaciones, aunque no puedas hacer nada por hacerlas desaparecer. iba a hablar de espalda hueso hígado, todo eso que yace más acá de la ortografía.
pero esta mañana desperté enferma, con la nariz obstruida por moco verde de ese que sirve para pegar un espejo al muro, desperté pensando en ira, en sinsabor. desperté con una mano en el coño y la otra en el corazón, como un reiki absurdo de cables pelados. desperté y estuve esperándote (sin saber que de llegar lo harías en peores condiciones que yo…), y vi televisión, y la usé a ella y su mando a distancia de triste compañía para mi fucking head repleta de pain. i need reposar mis huesos in an horizontal line, me dije, y sólo al bordear la media noche pude llegar a balbucearle a este teclado harto de barbaridades lo que había pasado.
no sabes lo mal que huele la cera depilatoria, eso sí que lo sabe disimular la gente sólo a punta de edad y costumbre.

6 thoughts on “cambio de planes

  1. pues no… sillas, sillones y sofás ergonómicos no consiguen borrar el paso del tiempo. a partir de una cierta edad amanecer-sin-dolor es vivido como un milagro. tengo un asiento de bicicleta de ensueño y sin embargo me duelen el esternón y los brazos – quizá porque, borracho, me estrelle contra una pared este fin de semana. pero lo que más me desespera con el tiempo es la idea de que no me puedan atender, que no haya un ser que me pinte de amarillo con Betadine o que no me pregunte por mi lumbago. el dolor se sobrelleva mejor que la triste sensación de no saber ya escribir cartas de amor.
    prends soin de toi

  2. acá esperando que la sutura se seque, te leo y me resuena eso que finalmente siempre el cuerpo duele, sea como sea y no solo en una metáfora sino en una realidad que se desborda, como el cuerpo mismo.
    esa sensación de espera, de espera que llegue, pero muy pocas veces es lo que quisiéramos, o ahi esta el gusto.
    gracias lucysombra por tu preocupación y tu preguntarme todo los días que tal, esas costumbres son bellas
    un besote

  3. mejor, aunque esto toma al menos 3 días.
    tu crees jorge que el gusto está en la espera de algo que no llega? :S
    un beso, espero que vuestros dolores amainen…

  4. bueno, finalmente tu enfermera post-birthdayparty despertó y te hizo las veces (tercera persona del sigular es más patológico aún). sabe que ahora estás mejor, y eso la pone contenta.

    te besa
    (rezando porque no le hayas pegado esos mocos superglue)

  5. Hola que tal a todos necesito por favor ayuda poque estoy yendo a un sicologo y me dio unas pastillas para la depresion y yo se que esa no es la mejor solucion a mis problemas, es que tengo la autoestima muy baja y me gustaria que me comenten de sus experiencias y superaciones para poder motivarme a salir adelante o sino alguna pagina de anecdotas o frases o experiencias de autoyuda.gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *