presentación del ejercicio an(u)al

afectosno lo había dicho, pero este blog ya cumplió un año. un año escribiendo un diario público y exhibicionista, con mayores y nimios éxitos, literarios, sociales, afectivos. un espacio de recuperación, la restitución de mi pulsión escritural.
crear este espacio ha sido bello e instructivo, ha sido también una manera de explorar un espacio más de la virtualidad cibernética, de mi micropolítica personal, de mis intersticios y puntos de fuga.
como decir feliz cumpleaños y ya me parecía poco, decidí pedirle a cerca de 12 amigxs que me honraran con un ejercicio literario para ser resuelto a lo largo del segundo año. y han ido llegando. el primero fue de helen. complicadísimo como ya ella misma lo advertía, imposible quizás de resolver, me ha tenido más de un mes meditando e intentando resolverlo sin ningún éxito. ha sido frustrante.

ella me dijo:

te propongo el ejercicio literario que me ha resultado más difícil de resolver. de hecho, no creo haberlo resuelto todavía: tu anti-estrella, aquello que no sabes haces, lo que no haces nunca.
para eso, primero tienes que definir – tú o quienes te leen, mejor – cuál es tu estrella si me permites, en este caso tu temática estrella sería la violencia de la intimidad y creo que la manera en que lo haces, o por lo menos lo que más me impacta y me engancha, es que cuando te leo te escucho: es un speech dicho con tu voz tu acento tu boca. tal cual te leo te estoy escuchando así que el ejercicio sería escribir sin que se te oiga cuando se te lee (quizás probar otro sentido? el olfato? la vista?) y sobre la antítesis de la violencia de la intimidad
gracias por la propuesta, y a ver qué!!
besos mil

yo determiné «mi estrella» como la descripción visual, sin embargo lo que más me ha complicado del encargo es esta cosa de tener que escribir como yo no lo haría. al final, sin creer en identidades fijas ni hostias, me he encontrado cara a cara con una especie de identidad escritural muy marcada y que hasta cierto punto desconocía (y de la que, lo peor, es que resultaba imposible desprenderme). en este proceso también he terminado haciendo análisis de qué otros puntos hacen de muletillas. hacer crónicas es hablar de un espacio acontecido, de algo pasado. hablar en primera persona, ubica todo en una intimidad más fácil de leer. en fin. el post que sigue abajo es, de los 5 intentos frustrados, el que voy a publicar (aunque el ejercicio de helen me ha puesto en aprietos y me sigue pareciendo irresuelto… muchas gracias guapa).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *