videochat

te follaría ipso facto. mi coño te manda a decir que quiere que te metas entero adentro suyo, no deja de darme golpecitos, está muy insistente. supongo que se sentiría contento (mi coño) si al menos se te parara un poco por debajo de la mesa donde apoyas los brazos mientras lees esto, sin que nadie se de cuenta, ni idea de con cuántas personas estás, pero sería discreto, mi coño también lo es, en su fantasía. y yo, yo enormemente dispersa, intentando hacer algo (por la vida), pero interesándome más que nada en tus labios y en los relatos patéticos, confesionales, amorosos, borrachos, tiernos y extremos de mi amiga por mail. «tengo» o «debería» hacer otras cosas, no pensar tanto en tu polla o en tu puño, o en que los deberes no tienen mucho sentido. pero me gustas mucho, tanto que a veces creo que hasta podría ser una fantasía, esto de jugar a interrumpirte, de compartir los días a través de una pantalla, o imaginarme que te metes mano en la cocina mientras vas a buscar más cerveza, un pan de molde con mortadela. colgada yo en una ventana más del ordenador. mi pantalla también está fragmentada, tuyo es su lado derecho. los documentos se aglomeran a la izquierda, amontonados, como en una manifestación. acallada por una ventana del ordenador. estoy caliente, o quiero estarlo. cualquier cosa es mejor que trabajar, aunque sea trabajo de artista, de estudiante, de proletaria 2.0. tu sombra se mueve al otro lado. das vuelta la pantalla. me enseñas a tus amigos, me haces saludarles. estoy tan caliente que me siento como conejita playboy al mover la mano en señal de «hola», creo que sin querer guiño un ojo, te odio. haces todo esto para callar a mi coño. bebo whisky on the rocks en una copa inmensa que en realidad es de vino. la lleno con whisky para calmar mi sed. maldito, te digo por escrito. lo lees (o imagino que lo lees), con tus pestañas lentas, narcotizadas, con tu sonrisa que son 10 píxeles deformados, tu sonrisa que imagino evocando todo el poder mundial de la pornografía, de los azotes, de las cámaras de videovigilancia del deseo. y un mensaje de texto me dice que lo único que puedo hacer para calmar mi sed, y el hambre de mi coño, es escribir esto al tiempo que sucede. y esperar a mañana. y ver si puedo dormir antes de que sea mañana, y ver si puedo follar (mañana), y ver si puedo resolver algún deber (mañana), sacar algún informe, algún provecho de todo esto, porque el tiempo de hoy ha sido dilapidado frente a una pantalla hasta que, otra noche más, me quede mirando hasta oírte roncar.

septiembre

«septiembre es el mes más bonito de chile» le digo a cualquiera que no conozca el lugar. como que todos los momentos se acumularan en un mes: el trauma, la fiesta, la primavera. desde hace más de 8 años que no he estado allí ningún septiembre para comprobar las bondades que ostento, a la distancia, como una farsante, estimulante y convincente.
a este lado septiembre igualmente bello. un amor que llegó no sé cómo (no me pregunten). yo sé que soy bien dispuesta, pero esto superó el canon. bello, todo bello, y plácido, sin angustia, bastante operativo (el tarot dijo que NO era algo pragmático), algo que se da como le crecen las flores a mi albahaca y no se entume sino convive.
paso corto de mi josefina: maratón de edición. algunos detalles que se habían perdido en la distancia fueron recuperados. ejercicios grupales (aunque sean grupos de a dos), ejercicios de intensidad y excesos, una visita corta (que hice yo) a la vida burguesa, y para mi impacto, gratamente. entrar y salir me gusta. el «mete y saca» tendríamos que decir en este contexto de la guarrada que nos une. yo la amo. amo casi todo y creo que amaré ahora mismo mi cama.
sigo recuperando la sed.

ups, me acabo de dar cuenta que este blog está de cumpleaños. 3 años. sin más. va sin imagen para celebrar. un diario de vida no es un ejercicio literariamente complejo, sólo podría serlo la perseverancia. pero como dice arriba, si mal no recuerdo, «instinto de exhibicionismo», eso. 3 años no son nada…

CENSURA


pretender colgar en vimeo un video de un close up de un culo masculino siendo penetrado por un cerdito tejido con ganchillo y pensar que no sería borrado, resulta un gran gesto de ingenuidad. y sí, fui yo la que lo tuve. la verdad es que sí pensé en algún momento que podían borrarlo, pero nunca pensé que se cargarían mi cuenta entera. una cuenta que, entre otras cosas, tenía la «silver wedding» de annie sprinkle y beth stephens (realizada en el cccb y que contaba con unas 6.000 visitas en 5 meses), el trailer de mi documental (que en un año tenía ya casi 30.000 visitas y que contenía una escena de un trío de tías comiéndose el coño además de varias perroflautas (con cariño) diciendo lo que creían que podía ser la postpornografía), más otros materiales de rotundo poco valor sexual. a veces una cree que estos espacios son tuyos. una los enuncia diciendo «entra a «mi» canal de vimeo», aunque de algún modo sepa que esto es una ficción, la ficción del 2.0.
el video que hice como promoción para la edición 5 de la muestra marrana duraba un minuto y planteaba una escena en primerísimo primer plano de un culo masculino siendo sodomizado por dos (de mis) dedos que al final revelaban ser un cerdito de ganchillo envuelto en un condón.
transgresión a las buenas costumbres: la sodomía. el culo de un hombre: espacio sagrado de la masculinidad. un poco de humor en el culo: un despropósito.

ya llevamos un mes de ataques y censuras (imposible no tener en mente #todxsconaliciamurillo) a cualquier acto que roce, golpee o magulle, aunque sea en lo más mínimo, la mastodóntica edificación de la masculinidad normativa. las redes sociales comerciales, los espacios de difusión ofrecidos por el mercado (donde es gratuito subir material porque son justamente esos materiales los que se convierten en valor dólar al jugarse en la bolsa) son parte de esos batallones de defensa que tienen los espacios de representación de los hombres machos, de los hombres sin fisuras, de los hombres que podemos ver en el cine y prácticamente en ningún otro lugar.
cualquier representación o registro de lo contrario será inmediatamente retirado de los canales de exhibición. esta es la ley del heteropatriarcado, del capitalismo, de la imagen. es por esto y muchos otros motivos que nuestro imaginario porno-sexual está como está. hay que tener mucha voluntad, política y sexual, para acceder a otro tipo de materiales. hay que tener mucha paciencia y voluntad, política y sexual, para sostener otras visiones, intuiciones que pueden llegar a ser incluso igualmente esterotipadas, igualmente mierdosas, pero que se tienen de manera sincera y que serían un paso, quizás, en la deconstrucción del panorama triste y absurdo en el que tenemos que pasear con buena cara (ojalá con un niño de la mano y un perrito atado con una correa en la otra y con las piernas bien depiladas) cada día de nuestra vida socializada.

me siento afortunada de tener herramientas para subvertir esta lógica dictatorial de la imagen. aunque sea cansado, vamos a tener cada vez más espacios para decir y enseñar lo que queramos. el mismo empoderamiento que tenemos al producir o difundir materiales de este tipo será el que nos haga construir y mantener servidores cada vez más seguros, más blindados, más feministas, más transgresores de la hegemonía de la cultura dominante. nuestra reacción será mucho mayor que la violencia que leen en unos videos de producción doméstica, eso, nos estamos construyendo unas casas donde definitivamente no podrán entrar.

(cínica y mamona, le dije en un inglés analfabeto a vimeo lo siguiente:
hello,
i’m doing my PhD on feminist sexual representations (alternative aesthetics), so my channel was a part of my research. moreover i had the trailer of my documentary «mi sexualidad es una creación artística», it have been showed in more than 20 countries in important film festivals and it had more than 25.000 views on vimeo. it seems that someone did not understand this material or work. in my channel i had also, for example, the «silver wedding» of annie sprinkle celebrated in the contemporary cultural center of barcelona last year; and some experimental exercises about free culture.
so i want to manifest that i had very relevant material in my channel and i think its very important for academic and social interest to have access to this kind of videos on the internet.
if you want to erase «muestra marrana V» video, do it, but please reconsider keeping the rest of my materials on-line
lucía)

 

8 años

8 años es mucho tiempo, es uno más que el de la crisis matrimonial, es una cuarta parte de mi vida, es el número de hermanxs que tengo, son casi todos los enanos de blanca nieves.
8 años que se pasan volando: torca. esa palabra inventada a partir de la mezcla de tordo, torcida y terca.
8 años de doble vida, cambiando el habla según el interfaz. 8 años de interfaz. 8 años de portátil, de usb. 8 años electrificados por el internet. sintiendo los influjos de su adherencia, 8 años follando con internet (y no por internet).
8 años, 4 amores, 1 matrimonio, ningún aborto, mucha baguette.
cuando tenía 8 años en santiao de chile un desconocido me tocó el culo en la calle. 8 años, poco, según el punto de vista desde el que se mire…
la celebración es discreta, un pacto con la repetición.
y no me doy cuenta de llevar 8 años en este país porque todavía no sé cómo hablar.

* en la foto una lucía de 8 años comiendo completo en el mismo año en que decidió perforarse las orejas y bautizarse por la religión católica (sic).

** cuidado con la próxima vez que me vaya por un año a alguna parte…