el tren instantáneo

por qué las estaciones de servicio en medio de la carretera me hacen escribir, como si estos lugares definidos íntegramente por su utilidad provocaran en mí lo inútil de esta meta-escritura, la memoria reciente (eso que casi no existe), unos pensamientos que se organizan apenas en cada letra, sin premeditación.
la estación de servicio, fumar. respirar para no supurar de rabia, de precariedad, de tristeza, de soledad. la estación de servicio, sus turnos de noche, esther ferrer diciendo que el feminismo sale sólo de las entrañas. y el autobús entonces huele como un gran incinerador móvil.
en el tren sueño que un virus informático no le puede hacer daño a mi máquina. arroja sin embargo pantallas rápidas de errores de configuración en colores cálidos. puedo jugar con el virus, manipularlo. decido hacer capturas de pantalla a la belleza del parpadeo. recojo impresiones, las almaceno en un directorio que está fuera del ordenador, en mi cabeza.
algo se borra en cada centímetro que se avanza.

One thought on “el tren instantáneo

  1. I simply wanted to thank you so much once more. I am not sure the things I could possibly have done in the absence of the type of smart ideas contributed by you relating to my situation. It absolutely was an absolute scary situation for me, but being able to see a specialized manner you processed the issue made me to leap for gladness. I’m happier for this service and as well , believe you find out what a great job you happen to be undertaking instructing many people by way of your websites. I am certain you have never come across any of us.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *