porno para mujeres (u hombres blancos, guapos e ilustrados)

ay, me encantan estos tíos, tan blancos, tan guapos y tan ilustrados, explicándonos cómo es el porno (¿porno? ¿qué es eso? ¿en serio que es así?). el compañero ran gavrieli nos expone con inmensa generosidad en esta charla una fabulosa explicación de lo tóxica que es la pornografía y hasta qué punto contamina nuestras vidas. claramente necesitamos de compañeros de este tipo, con todo este conocimiento y formación, necesitamos a un profesor de estudios de género de la universidad de tel aviv para que nos explique (de primera fuente) los efectos de la pornografía mainstream en nuestras vidas. y yo digo GRACIAS. gracias porque sin este tipo de testimonios OBVIAMENTE no nos daríamos cuenta de lo nociva que es la pornografía. sin testimonios de este tipo no nos daríamos cuenta de lo mucho que afecta a la construcción de nuestros imaginarios. porque con los más de 20 años de trabajo deconstructivo de annie sprinkle, y tantas tantas que no pararía de nombrarlas en dos páginas, evidentemente no nos basta para saber cómo opera la pornografía mainstream. necesitamos chicos apuestos y jóvenes que vengan a explicárnoslo, que nos hablen de sus sentimientos, de las repercusiones del porno en su autoimagen, en su sexualidad, porque… ¡nos interesan muchísimo estos gestos magníficos de responsabilidad social! nos parece admirable. sus propuestas de “sexo emocional” son indudablemente las correctas y las más adecuadas a mi estilo de vida (del todo desviado). años de postpornografía, de discusiones, asambleas, experimentos y creatividad, décadas de feminismos no alcanzan para dar este vuelco sobre la emoción… no, suerte que llegó ran a decirlo. afortunadamente contamos en este planeta con su ética erótica que, aunque parezca un calco de lo que en los ochentas decía la dworkin (suavizado con la sensibilidad propia de todo hombre joven y consciente de la dramática situación de la sexualidad en la era de la heteronorma), pareciera que nuestros oídos lo escuchan por primera vez. lo hemos oído fuerte y claro y a ran no le ha hecho falta siquiera decir una vez la palabra PATRIARCADO, ni la palbra CAPITALISMO!!! no ha tenido que rebajarse con asuntos tan mundanos. tras haber visto este video siento que todo se aclara en mi mente y en mi cuerpo. siento que he aprendido algo, la parsimonia con la que DEBEMOS abordar la sexualidad, y por supuesto el autoritarismo, porque sí, hemos llegado a este punto: un hombre joven, guapo, ilustrado y con recursos decide (repito que en un gesto profundo de pedagogía y generosidad social) explicarnos el por qué dejó de ver porno (y el por qué todas deberíamos dejar de hacerlo).

resulta claro que ran no se ha planteado exponernos de alguna forma diferente, que no sea protegido por la legitimidad que TEDxJaffa le da, su posición. quiero decir que a ran no se le ha ocurrido en ningún momento hacer algo taaan inútil como hacer su propio porno, u organizar algo, no sé, generar discusión y acción en un formato menos jerárquico que una charla o una clase. eso se nota muy claramente en cómo habla, y yo, para su desgracia, ya estoy muy cansada de estos chicos listos de la universidad que con su belleza y su clase nos vienen a enseñar no sólo lo que deberíamos hacer (y lo que deberíamos dejar de hacer) sino sobre todo, lo muchísimo que se lo han currado y lo terrorífico de su propia situación. qué cansancio ran, de verdad… qué poco original.