políticas de riesgo

Temporeras-encerradas-en-fruticola-San-Antonio-Copiapo-620x319

el 8 de marzo de 1857* en nueva york un empresario decidió encerrar y quemar a las trabajadoras de su empresa para que no se manifestaran en contra de las pésimas condiciones laborales en las que trabajaban.
en chile, en marzo del 2015, un empresario mantiene encerradas en un container a las trabajadoras durante la noche, no se sabe por qué ni para qué (“son políticas de la empresa dice otro trabajador que al tener pene no ha sido encerrado a pesar de trabajar para la misma empresa). durante un desastre natural de los que en chile hay muchos, los containers son llevados por el agua, las mujeres encerradas no pueden escapar, y mueren como las de 1857, sólo que en lugar de quemadas lo hacen ahogadas.

a veces hacer acciones políticas no conlleva ningún riesgo, o uno bastante leve. se pueden hacer estas acciones en un museo, en un video en youtube, en un flyer, en mi blog… lo que resulta realmente riesgoso es estar incluso al margen de lo político. entonces te pueden hacer dormir en un container bajo llave, encerrarte por ser extranjero o meterte en una cámara de gas con argumentos a los que nadie exige siquiera explicación.
el capitalismo como centro de exterminio, el trabajo asalariado como borramiento político.
anoche fui a una manifestación en contra de las prisiones frente a la cárcel modelo, en barcelona. para entrar al cuadrante de la prisión y de la convocatoria de la mani un contingente policial absolutamente desproporcionado revisaba a cada persona que deseaba acercarse. tuve que abrirles mi mochila a 3 mossos, sacar todo lo que tenía dentro (y yo temiendo por el tema de la marihuana…) y llegar a la manifestación ya bastante intimidada. habían aproximadamente 4 mossos por manifestante y una lechera por cada 3. mientras caminábamos al costado de la manifestación una fila densa y tupida de policías encapuchados rodeaba al grupo manifestante. en un momento me doy cuenta de que soy tan ilusa que he ido sola, que hace 2 días han aprobado la ley mordaza y que la ilegalidad se convierte en peligro inminente.
pienso entonces en los riesgos de lo político, de sus acciones y manifestaciones.
prácticamente al mismo tiempo que el tribunal supremo anula la absolución de 8 encausados por haber estado en el parlament hace unos años (condenándoles a 3 años), en el museo de arte contemporáneo de barcelona censuran una pieza de una exposición, despiden a los comisarios y renuncia el director. durante esos días mi facebook se llena de comentarios de desaprobación y exigencias de justicia. pero la mayoría de esos gestos se orientan a la indignación causada por lo sucedido en el museo. es cierto, me junto con demasiadxs artistas… es cierto la censura es nefasta… pero no puedo evitar sorprenderme ante tanta indignación por una censura museal confrontándola a estas otras censuras, que son a vidas completas. muchxs amigxs sostienen que lo simbólico y epistémico es un campo de batalla equiparable al material. nuestra herencia marxista ya ha dado pruebas que estas jerarquías entre lo material y lo simbólico ayudan muchas veces al patriarcado y nos han hecho invisibilizar violencias estructurales que existen y operan también como asesinato desde lo simbólico, pero yo sigo con esta herencia de la izquierda muy fuerte en mi interioridad y me cuesta muchas veces ponerlas al mismo nivel (¡ayuda!).
me resisto a hacer una olimpíada para ver qué acción política es más válida que otra, no quiero hacerlo, ni pensar algunas acciones como unas que no logran “llegar” a constituirse como “realmente” políticas. todos los frentes son válidos, todos importantes. pero me resulta inevitable sentirme banal a veces en algunos posicionamientos que yo misma adopto.
las mujeres que eran encerradas cada noche en un container del norte de chile, lo eran sencillamente por el hecho de ser mujeres, o más allá de ser mujeres, por tener vagina. un binario explícito, literal, heteropatriarcal y superfluo para las visiones del género constructivistas que consideran que la mujer es un sujeto político caduco que hace aguas y que no resulta suficiente para activar al feminismo. ese sujeto político denostado, la mujer blanca, hetera y de clase media se superpone a un sujeto invisible, en este caso las mujeres pobres del norte de chile.
las prisiones y los containers están llenos de personas que no son leídas como sujetos por el capitalismo ni por los museos, ni como sujetos políticos, ni como sujetos a secas. no quiero hacer valoraciones de lo políticamente válido, me resisto a ser yo quien establezca esa discusión inconducente, ya lo dije. sin embargo me gustaría poder, como persona que tiene el privilegio de ejercer la política desde unos espacios de seguridad bien tranquilos y con la libertad de autoenunciarse como sujeto activo, ser más autocrítica en las demandas y poder decirnos a todas las del lado de acá que siento que los riesgos son pocos y que nuestro poco riesgo nos lleva también a borrar personas y vidas. es una sensación nada más. encantada de discutirlo y de pensar formas en las que vivir políticamente sea una cuestión de acceso universal (y no un ticket de museo).

* respecto a la fecha de la quema de mujeres en la fábrica hay versiones distintas, en 1857 fue al parecer la primera manifestación que derivó más tarde en el exterminio colectivo:
http://centros.edu.xunta.es/iesgamallofierros/webantiga/web_filo/8demarzo.htm
http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/features/WCMS_152727/lang–es/index.htm